Las goitiberas superan obstáculos en Galdakao

La carrera se disputará el día 9 con nuevas medidas de seguridad para participantes y público.

Las goitiberas de Galdakao han tenido que superar rígidos obstáculos este año para poder volver a deslizarse por la cuesta de Elexalde. La carrera, uno de los actos más populares y tradicionales del programa de las fiestas del municipio, los Santacruces, se disputará el día 9 de septiembre, el primer domingo festivo, desde las 16.30 horas. Lo hará bajo nuevas medidas de seguridad que esperan proteger tanto a los participantes como al público que se congregue para ver pasar a estos originales vehículos a cien kilómetros por hora.

“Hemos establecido un convenio estándar entre la asociación organizadora y el Ayuntamiento para asegurar la prueba y que aún así, si pasara algo, podamos dar una respuesta efectiva”, explicó ayerla concejala de Cultura y Fiestas, Ainhoa Agirregoikoa, en la presentación de la carrera. En el acto estuvo acompañada por el concejal de Juventud y Deportes, Koldo Goioaga, ya que han sido ambas áreaslas que se han hecho cargo de la continuidad del evento.

Y es que los últimos años, esta carrera (con dos décadas de tradición en el programa de los Santacruces) ha estado organizada por una asociación local, Patakon. Pero este año no han seguido haciéndose cargo de ella. El motivo, según aseguraron ayer los dos ediles, ha sido precisamente el convenio de seguridad. “Han puesto muchas pegas a las medidas de seguridad. Tanto es así que al final desistieron en la organización de la prueba. Pero con el arraigo que tiene en el municipio no íbamos a dejar que se quedara sin organizarse. Así que hemos buscado quien se hiciera cargo de ella”, explica Agirregoikoa.

Entre las medidas a tomar para que la cita se pueda celebrar destaca el asegurar a sus participantes.

Hasta la fecha, solo los federados contaban con seguro. Quienes decidían lanzarse cuesta abajo sin estar federados tenían que firmar un documento que eximía a Patakon de las consecuencias de un posible accidente. Pero claro, estas consecuencias recaían “ni siquiera en el Ayuntamiento, sino en la Jai Batzordea, compuesta por vecinos y asociaciones”, denunció la concejala.

Así, los que vayan a participar en la prueba de este año y en las que vengan en adelante, deberán tener seguro. Este les vendrá de la mano de la inscripción. Costará diez euros, una cantidad “que el Ayuntamiento devolverá a todos los vecinos de Galdakao que se apunten”, anunció el edil de Deportes.

Todo aquel que desee participar en la prueba deberá cumplimentar la solicitud de inscripción ofrecida desde www.fotomotor.es. Únicamente serán admitidas las inscripciones correctamente rellenadas con todos los datos solicitados, y con el pago correctamente realizado, siendo la fecha límite el día 6 de octubre. Pasada esta fecha, la organización no aceptará más participantes.

El año pasado fueron 66 las goitiberas que se lanzaron por la cuesta de Elexalde, recuperando así el recorrido original de esta carrera. Este año la organización establece un máximo de 60 participantes. El que no tenga goitibera podrá alquilar una Sputnik por doce euros.

Pueden hacerlo personas de cualquier edad. De hecho, “el año pasado participó hasta una niña de 8 años que este año ha vuelto a apuntarse”, afirmó Julen Agirreburualde, director de la carrera y miembro de la asociación Maldan Behera.

A este colectivo sin ánimo de lucro es al que han recurrido las áreas de Cultura y Deportes para podersacar adelante la prueba. Ante la negativa de Patakon el 25 dejunio, los concejalestocaronvarias puertas pero, ante su negativa, recurrieron a esta asociación de Legazpi. “No cobramos nada por organizar la prueba, solo los gastos”, aseguró Agirreburualde, apasionado como sus compañeros por el mundo de las goitiberas cuyo objetivo es precisamente, que estas arraigadas carreras no desaparezcan de los municipios.

“En ningún momento hemos tenido intención de eliminar la prueba. Queremos sumar al programa de fiestas, no restar. Así que si una asociación no quiere organizar algo, recurrimos a otra”, añadió Agirregoikoa. La concejala adelantó además que son varios los colectivos y vecinos del pueblo que van a ayudar en la organización. Y es que otra de las novedades en materia de seguridad, además de eliminar el público de la rotonda del itinerario y otros puntos conflictivos, será contar con 30 voluntarios que controlen el recorrido bajo la supervisión última del director de la carrera. Por el momento ya hay más de veinte inscritos para participar en una cita que ha superado todos los obstáculos.

ARTICULO: Deia / Janire Jobajuria