La Goitibera de Invierno

Recién finalizados los Juegos Olímpicos de invierno celebrados de Pieonchang, seguro que a la mayoría se les hace familiar el nombre de Bobsleight, Skeleton o Luge. Todos ellos vehículos de inercia que se utilizan para descender por toboganes de hielo a gran velocidad. “La goitibera de invierno”.

Y es que las similitudes entre las modalidades de descenso en invierno y las de los deportes de inercia de asfalto son muchas. Tantas que incluso algunas categorías comparten estilos y nombre.

El trineo convencional de toda la vida, en el cual se baja con los pies por delante utilizando estos como freno, hace años que tomo el nombre de Luge ( Trineo Ligero en Francés ). Tumbados boca arriba y a ras del suelo para una mejor aerodinámica y aprovechar la fuerza de la gravedad descienden a velocidades de infarto pilotando la “goitibera” con la inclinación del cuerpo. Sobre el asfalto, se cambian las cuchillas por cuatro o seis ruedas de Longboard manteniendo la misma postura del piloto. Mientras que en el hielo no contamos con representación española, en asfalto contamos con muchísimos pilotos a nivel nacional, remarcando al Donostiarra Mikel Etxegaray como campeón del mundo Street Luge 2016.

En Skeleton de invierno en cambio, la figura de Ander Mirambell ( Vigesimoprimero en el ranking mundial 2017-2018 ) han conseguido que esta categoría sea mas reconocida en nuestro entorno. Con la cabeza por delante y boca abajo, siendo peculiar la forma en la cual se realiza la salida al sprint es una de las modalidades mas espectaculares de los deportes de invierno. En asfalto en cambio, la categoría nació sorprendentemente en España, bajo el nombre comercial de Golfo 3 Ruedas. Un vehículo que como su nombre indica dispone de un total de 3 ruedas, siendo dos traseras con freno individual y una delantera pilotada con manillar y dirección y siguiendo la misma postura del piloto que en su hermana con cuchillas. El empuje en su día del Golfo, ahora aceptado por la Federación Internacional de Speeddown bajo el nombre Categoría C10, consiguió que varios pilotos habituales en los descensos de Goitiberas como Yonathan Fernández, Miguel Angel Grau o EnekoEtxebarria entre otros dieran el salto a los toboganes helados durante varios años. Un sueño disipado en poco tiempo dado a los elevados costes de la disciplina por la lejanía de las pistas mas cercanas para la practica.

Por ultimo, la mas parecida a la goitibera de hoy en día, es la categoría Bobsleight. Trineos carenados con forma aerodinámica que nos recuerdan a las goitiberas neumáticas de hoy en día. Uno o dos ocupantes en asfalto y hasta cuatro sobre hielo, copilotos empujando el volido de similar forma en la salida, pilotos buscando la trazada perfecta,… Tanta similitud entre ambas modalidades y las ansias de explorar hacían que la propia Federación de Inercia con la ayuda de la Federación de deportes de hielo dieran el paso hace unos años y se lanzaran a la aventura del bobsleight internacional. Para ello contaron con pilotos de Goitiberas como Fermin Paularena, Oscar Goñi, Javier Pintado, Pedro Diaz,… Los dos primeros, navarros, nos dejaban imágenes curiosas en televisión con su goitibera de asfalto descendiendo por carreteras de nieve, simulando sus entrenamientos.

Por desgracia y como era de esperar, nuevamente la falta de ayudas en una disciplina aun mas costosa que el Skeleton y con ello la falta de medios hicieron que el paso de España por las pistas de hielo fuera mas que discreta. De todos modos, el dueto Asturiano consiguió unos primeros puntos para España en la historia del bobsleight y eso animo a que el primer equipo de Bobsleight femenino Español realizara sus primeros descensos en 2012 pilotado por la habitual en categoría Gravity Bike y Rodamientos Barbara Iglesias y con Noemi Perez haciendo labores de copiloto y freno.

Ya finalizada la temporada de Goitiberas de invierno a falta únicamente de los mundiales Paralimpicos de Bosbsleight, ya estamos poniendo a punto las ruedas de nuestros volidos para lanzarnos por las cuestas de asfalto.