Finaliza una gran década.

En 2010 tras quedarse en la carrera de Legazpi sin nadie que la organizará, Iker Arizti junto a un grupo de amigos y familiares se lanzaba al año siguiente a organizar la prueba de casa. Aquello comenzó a unir un equipo de aficionados a los deportes de inercia residentes en Legazpi qué al año siguiente formaban el equipo Maldan Behera.

Un equipo que poco después se fundaba como asociación sin ánimo de lucro hasta llegar al punto de organizar diferentes competiciones, campeonatos, eventos y hasta una prueba puntuable para la Copa de Europa en este 2019.

Leer mas…